LIMA 1919-1930


Plaza San Martín, iluminada


En 1935, la Ciudad de Lima, capital del Perú, celebraba 400 años de fundación española. Antes de que Augusto B. Leguía sea presidente, la capital era poco mas que una aldea atrasada, careciendo de obras públicas, nuevas vías, iluminación, etc. expandiéndose poco más allá de sus antiguos límites coloniales.



Portada iluminada


El Presidente se dedicó a modernizar la capital y ponerla al mismo nivel que otras capitales americanas y europeas, con la pavimentación y apertura de nuevas calles y avenidas, iluminación pública, nuevos monumentos y espacios públicos como plazas y parques, adecuado tratamiento de los desperdicios de la ciudad, alcantarillado y canalización del agua potable, construcción de diversos edificios y obras públicas, nuevas urbanizaciones, así como propiciando obras privadas.

Ingresar





Carátula del Libro
“Lima 1919-1930”
(Lima 1935)

Dos efemérides históricas importantes fueron excelentes motivos para estas obras: el primer centenario de la independencia del Perú (28 de julio de 1921) y de la batalla de Ayacucho (9 de diciembre de 1924). La ciudad recibió a delegaciones diplomáticas de varios países y pudo presentar una nueva imagen gracias a la labor del Presidente, realizándose grandes fiestas, inauguraciones de obras, etc.


Palacio del Congreso, iluminado

Para 1935, en el cuatricentenario de la Ciudad, el Presidente Leguía llevaba 3 años de fallecido y su casa de la calle Pando, en el centro de Lima, se encontraba abandonada y tapiada después de los destrozos y saqueos de 1930. Es en esa circunstancia que, en recuerdo a la obra urbana de Leguía, que se publica en 1935 el libro “Lima 1919-1930”, auspiciado por el Partido Democrático Reformista, profusamente ilustrado con más de 130 fotos de sus obras y las propiciadas por él, como un homenaje de la Ciudad a su Memoria.


Retrato del Presidente Leguía en el libro


El libro tiene una descripción y valorización de las diversas obras públicas tanto en el centro de Lima como en sus distritos, destacando las nuevas avenidas y urbanizaciones, y concluye con una hermosa y nostálgica carta firmada por Clemente Palma, hijo del gran tradicionista don Ricardo Palma, quien era el encargado de su edición, encargo que no pudo cumplir por haber purgado cárcel por motivos políticos.

“Noble amigo y jefe querido,
Se han cumplido tres años desde que la traición, el odio y la envidia culminaron la apoteosis del crimen con el asesinato científico de tu egregia persona, científico porque no fue la puñalada ni el balazo dirigidos por la exaltación sanguinaria de furores políticos, sino que fue el calculado goteo de crueles torturas que debian producir o agravar morbo asesino en una naturaleza consumida por la fiebre ardiente del amor a la patria y por el desgaste de una ancianidad cansada. Y para que no quedara duda de que la muerte de tu cuerpo estaba decretada, como el fruto cobarde y siniestro del odio, alumbró tu agonía el fulgor rojizo de la dinamita estallada junto a tu lecho de dolor… Todo lo has perdonado, noble amigo; pero hay una justicia inmanente en el mecanismo de la vida, que restaura el equilibrio de ella misma. Algunos de tus asesinos han tenido mala muerte, y es de presumir -no de desear- que la tendrá el miserable que no quiso respetar la augusta grandeza de tu martirio, y turbó el silencio de sus postreros sufrimientos con la vileza de un atentado…”

Lorsque l'operateur sont bien informes forex choisir les paires de devises plus exotiques commencer votre formation Forex